GRAUS. SAN CRISTÓBAL DE JUSEU

San Cristóbal de Juseu

Al sudeste del pueblo, a los pies de la Cogulla, cerca del sendero GR 18. A cuatro kilómetros de la carretera Barbastro-Benabarre, setecientos metros antes de llegar a Juseu, parte una pista a la derecha que va a Purroy y se cruza algunas verces con el GR 18, primero da la vuelta al pueblo por el sur y sigue con tramos aceptables y otros no tanto. En todas las bifurcaciones se sigue siempre la pista más trillada – en las más dudosas hay que ir por la derecha- hasta que recorridos 5’8 Km hay que desviar hacia la izquierda por una pista que desciende en dirección a Aler y en ochocientos metros se llega a la ermita. Si no se dispone de un buen todoterreno, la alternativa es ir hasta el último cruce mencionado siguiendo el GR 18. Las coordenadas UTM son 31 T 0285952 y 4662005.

Rústico edificio del que se conserva el muro sur con la arrancada de la bóveda y buena parte del ábside y las hiladas inferiores del frontis.

San Cristóbal

El ábside semicircular, orientado al este e indiferenciado con respecto a la nave, se levanta sobre un zócalo parcialmente conservado.

¿Zócalo?

¿Zócalo?

El muro norte y la bóveda están completamente hundidos. Sus sillares y tejas llenaban todo el interior. La limpieza de los vecinos en 2011 ha dejado incluso a la vista el pavimento moderno.

Interior

Interior

En el frontis, al oeste, se abría la puerta. Se conservan las jambas. La viga que hacía de dintel y los restos de la puerta, que en 2002 aún permanecían “in situ” están  por los alrededores a raíz de la limpieza.

Restos de la puerta

Restos de la puerta

En el muro sur hay una ventana con derrame al exterior, en el muro norte había habido otra similar que la gente mayor aún recuerda.

Ventana en muro sur

Ventana en muro sur

En el interior del ábside se conservaban las piedras que delimitaban la hornacina donde se guardaba la imagen del santo. En el mismo lugar exteriormente hay tres piedras, distintas y mayores que las demás, que podrían haber sido colocadas posteriormente para ocupar el lugar de una ventana, inútil al quedar al interior tapada por la hornacina.

Desde el sudeste

Desde el sudeste

El aparejo es de sillarejo muy irregular con fragmentos de burda mampostería, en un par de piedras del frontis se aprecia que habían estado trabajadas con la bujarda. Los muros son muy gruesos, especialmente en el ábside debido a su construcción con dos paredes, una interior y una exterior, que recubren un espacio relleno de cascotes y argamasa. La cubierta era de tejas.

Desde el nordeste

Desde el nordeste

Esta ermita podría fecharse en época moderna, si bien su orientación, el aparejo, sobre todo el del muro norte, el zócalo, la bóveda y la posible ventana del ábside la sitúan en la tradición de las formas románicas. Quizás ayudó a desfigurarla la reconstrucción de después de la guerra civil. Una posibilidad es que el zócalo no sea tal sino los restos de un ábside primitivo sobre el cual se levantase la construcción actual.

Se acudía a esta ermita el día de San Cristóbal, celebrándose hasta baile.

En 1936 fue incendiada y totalmente destruida, pero según vecinos del pueblo se debió reconstruir, pues hacia 1960 todavía estaba en pie. Hay vecinos, no de demasiada edad, que recuerdan haberse refugiado en ella de la lluvia.

Comentan los vecinos que en su completa ruina ha colaborado la leyenda de que había oro enterrado y los buscadores de tesoros la han acabado de desmontar.

Hace un par de años un grupo de voluntarios limpió algo el entorno, amontonando las piedras y tejas que quedaban por el suelo, con intención de rehacer la ermita, a lo que de momento renunciaron por el esfuerzo y los costes.

Estado antes de la limpieza

Estado antes de la limpieza

Unos metros al sudeste, sobre el barranco, hay restos de un antiguo corral, que quizás fue también mas.

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 92.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1465.

GAVÍN I BARCELÓ, Josep Mª.: Inventari d’esglésies, vol 2, Baixa Ribagorça, Alta, Vall d’Aràn, Arxiu Gavín, 1978, p. 42.

LAGLERA BAILO, Cristian: Inventario de las ermitas de Huesca, tomo 2, Ribagorza, p. 263.

MARTÍ FORNÉS, Francisco: Graus y su románico. Editorial Pirineo, 2020, p. 149-153.

SALAMERO REYMUNDO, Francisco: El valle del Sarrón, un bello territorio ribagorzano, La Val de Onsera, Huesca, 1997, p. 91-93.

FORADADA. SAN CRISTÓBAL DE VIU

San Cristóbal viejo de Viu

Al nordeste del pueblo, en un montículo, está la ermita de San Cristóbal. Se llega en un cuarto de hora por un viejo camino, que a tramos se pierde y hay que ir a través de los prados y monte. Las coordenadas UTM son 31 T 0281828 y 4703859.

SCristóbal5

A la actual ermita de San Cristóbal se acudía desde el pueblo no hace muchos años por San Cristóbal y por San Jorge. La despoblación ha hecho que se pierdan estas romerías como tantas otras.

SCristóbal1

Al este de la actual ermita quedan unas hiladas de la base de un ábside semicircular, levantado sobre un zócalo. Se puede apreciar al norte del ábside el encaje con la nave desaparecida.

Ábside

Ábside

Quedan también restos de una lesena.

Restos de lesena

Restos de lesena

El aparejo es de sillarejo escodado sin pulimentar.

San Cristóbal. ábside3

La parte inferior de los muros laterales de la ermita nueva deben corresponder a la construcción primitiva. Actualmente no es visible esta parte por la elevación experimentada por el terreno.

Pese a los escasos restos se puede afirmar que estamos ante una obra del denominado románico lombardo, que en esta zona se prolonga durante la primera mitad del sigñlo XII. La similitud con la cercana iglesia parroquial de Senz hace pensar en su contemporaneidad.

Los restos podrían muy bien corresponder a una antigua capilla del castillo que se debió levantar en el cerro situado al norte, sobre el acantilado. Así parecen indicarlo, tanto su situación como la toponimia que ha conservado la denominación “Castiello”. Una señora del pueblo recuerda haber oído decir que hubo un cementerio en este lugar.

Lugar denominado El Castiello

Lugar denominado El Castiello

Las piedras esparcidas bajo el acantilado hacen pensar que pueda tratarse de restos de antiguas construcciones.

Bibliografía:

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1477-1478.

LAGLERA BAILO, Cristian: Inventario de las ermitas de Huesca, tomo 2, Ribagorza, p. 487.