CAPELLA. CASTILLO DE LAGUARRES

Castillo de Laguarres

Pasado el punto kilométrico 7 por la carretera que une Benabarre con Laguarres, surge a la derecha una pista ascendente que a los setecientos metros se bifurca. Hay que ir por la izquierda y en trescientos metros más se llega a la cima de la sierra, lugar lleno de repetidores de televisión y telefonía. El castillo está en el tozal de la izquierda, dominando todo el valle del Isábena al norte. Las coordenadas UTM de los restos de la torre son 31 T 0290644 y 4671848.

Castillo 4Únicamente quedan los restos de una torre circular en una altura de menos de tres metros en su punto más alto, construida con sillares alargados de diferente tamaño y composición. Debió ser bastante alta y en los pisos superiores estaría la puerta de acceso.

Castillo 1

Torre desde el sur

Hacia el oeste donde los restos de la torre están en peor estado puede verse el material de relleno y apreciarse el grosor de los muros.

Torre desde el sudoeste

Torre desde el sudoeste

Al este, al norte y al oeste, el lugar es inexpugnable, protegido por profundos precipicios. Sólo es accesible por el sur donde debía haber los muros de defensa, pero no queda nada pues en esta zona es donde se han edificado todos los repetidores.

Restos del castillo y y antenas

Restos del castillo y antenas

Además de la torre los únicos restos visibles son una cisterna, unos metros al sur de la torre, y algún sillar en los bordes del precipicio.

Cisterna

Cisterna

Los restos deben corresponder al castillo levantado tras la conquista cristiana en la primera mitad del siglo XI, si bien con toda seguridad había una fortaleza musulmana anterior dada la importancia estratégica del lugar.

Documentado desde 1023. Lo tuvo, como feudo de los reyes de Aragón, Arnau Mir de Tost, de quien pasó sucesivamente, conjuntamente con el pueblo, a los Cabrera, a Berenguer de Entenza, a Felipe de Saluzzo y al condado de Ribagorza. Con Lascuarre, Luzás y Juseu formó parte desde el siglo XV de la señoría de los Cuatro Castillos, en manos de los Castro-Pinós, y que después pasó a los duques de Medinaceli hasta la desamortización.

Madoz resalta la importancia del castillo, así como que debajo de él hay diversas cavidades excavadas de difícil acceso, que debieron formar parte del sistema defensivo.

Los avatares del castillo duraron hasta el siglo XIX, cuando el cura de Laguarres, conocido con el apodo de “El beneficiado de Laguarres”, en compañía de algunos lugareños, incendió el castillo cuando estaba ocupado por las tropas napoleónicas.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 268-270.

CASTÁN, Adolfo: Torres y Castillos del alto Aragón, Huesca, 2004, p. 298-300.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 357-358.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1169-1170.

GRAU MORANCHO, Ramiro: Laguarres. Apuntes históricos, Grau Editores, Zaragoza, 2009, p. 65-66.

Anuncios

CAPELLA. NUESTRA SEÑORA DEL LLANO DE LAGUARRES

Nuestra Señora del Llano de Laguarres

Por la carretera que va de Graus a Roda de Isábena, seiscientos metros después de pasar el desvío a Laguarres, queda a la izquierda de la carretera. Sus coordenadas UTM son: 31 T 0291418 y 4675768.

Iglesia de una nave y ábside semicircular, bien restaurada.

La nave está cubierta con bóveda de cañón algo apuntada. El ábside se cubre con bóveda de cuarto de esfera, que arranca de una imposta biselada. En el centro del ábside hay una ventana aspillera.

Nª Sra del Llano.Cabecera2

A ambos lados se abren capillas cuadradas accesibles por un arco de medio punto y cubiertas con bóveda de cañón. Cada una de las capillas muestra una ventana rectangular de doble derrame, la del muro sur rehecha con cemento. Sobre la capilla sur otra pequeña ventana rectangular ilumina la nave.

En el muro norte, cercano a al puerta, hay un nicho cuadrado. En el muro sur, hacia la mitad de la nave, hay otros tres similares.

Interior

Interior

La portada está a poniente. Es de arco de medio punto y está formada por grandes jambas y dovelas bien trabajadas con el intradós biselado. Posiblemente sea fruto de una reforma posterior en época renacentista. La puerta de madera permanece abierta y una reja metálica acristalada impide el paso, pero permite ver el interior.

Portada

Portada

Encima de la puerta se abre una ventana rectangular de doble derrame, está formada por piedras trabajadas y muestra el alféizar algo salido.

Más arriba, coronando la fachada, se alza el campanario de espadaña de dos ojos, con los arcos realizados en tosca.

Nª Sra del Llano3

El suelo interior es de baldosas.

El aparejo de la nave es de mampostería –sillarejo en algún tramo de la zona de levante- con sillares pulimentados en los ángulos. en las capillas laterales es aún más rústico. El ábside está realizado con sillares bien trabajados, colocados ordenadamente en hiladas.

Todo el edificio está cubierto con losas.

La imagen de la Virgen fue destruida en 1936 y ha sido sustituida por una imagen moderna.

El muro norte está rodeado por el cementerio que se alarga hacia el oeste. Su puerta de entrada, cerrada con un arco escarzano, muestra una placa con la fecha MDCCCXCVIII.

Entrada al cementerio

Entrada al cementerio

Esta iglesia está indicada en los indicadores de la carretera como del siglo XI, indudablemente su época de construcción es muy posterior, seguramente ya dentro del siglo XIII, con importantes modificaciones de época renacentista como la portada. De todos modos las menciones documentales de la iglesia en la segunda mitad del siglo XII podrían hacer pensar en un origen anterior, cuyos únicos restos serían algunas hiladas del aparejo de los muros laterales en la zona cercana a la cabecera.

En 1983 se inició su restauración, que duró unos cuantos años -en una piedra del campanario se lee el año 1990-.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 270-271.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 358.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1170-1172.

GAVÍN I BARCELÓ, Josep Mª.: Inventari d’esglésies, vol 2, Baixa Ribagorça, Alta, Vall d’Aràn, Arxiu Gavín, 1978, p. 128.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo III, Prames, Zaragoza, 2004, p. 14-17.