BERANUY. SAN ANDRÉS DE CALVERA

San Andrés de Calvera

Iglesia parroquial originaria del siglo XI, reformada posteriormente en los siglos XIII, XVI y XX. Sus coordenadas UTM son 31 T 0303522 y 4695563.

CIMG8682Se accede a la iglesia a través de un jardín vallado que la rodea por el norte y el este. El sur está construido sobre la roca que hay encima de la carretera.

De una nave con bóveda apuntada sobre tres arcos fajones apoyados en pilastras adosadas. Una imposta sigue el arranque de la bóveda. Es de destacar la existencia de arcos formeros en el muro norte, que probablemente indican la intención de construir otra nave.

San Andrés. Interior

San Andrés. Interior

Ábside semicircular de notable altura, alzado directamente sobre la roca, con una ventana dovelada con derrame hacia el interior y fragmentos de lo que parecen cinco lesenas, pero que podrían ser sillares utilizados para el andamiaje durante la construcción. Si fueron lesenas no hay ningún dato que haga suponer que finalizaban en arcuaciones ciegas bajo la cubierta. El ábside está precedido de un doble arco presbiterial y se cubre con bóveda de cuarto de esfera, toda ella de piedra tosca.

áBSIDE

Ábside

Campanario de torre más tardío al noroeste, que se comunica con la nave a través de la puerta original de la iglesia, que es de arco de medio punto. Esta puerta había estado tabicada y oculta hasta la última reforma y se accedía al campanario desde el pórtico.

Portada original. Interior

Portada original. Interior

El campanario es de base cuadrada y octogonal en su parte superior. Hacia cada punto cardinal tiene abierta una ventana de medio punto, la de la cara norte con la campana. En un sillar, bajo la ventana que tiene la campana, se lee: “AÑO 1907”, fecha que debe corresponder a la realización de la parte superior.

CIMG8685La actual puerta de arco rebajado, bajo porche, se abre al norte. El porche se abre con arcos de medio punto, formados con dovelas de piedra tosca, al norte y al este. Un pequeño contrafuerte refuerza el arco que da al este.

Pórtico y portada actuales

Pórtico y portada actuales

Hay dos capillas, añadidas posteriormente, quizás contemporáneas del campanario (siglos XVI-XVII), una a cada lado del presbiterio. En la capilla lateral sur se abre hacia el este una ventana aspillera. Antes aquí se abría una puerta que daba a una sacristía añadida, eliminada durante las obras de restauración.

Capilla norte

Capilla norte

Capilla sur

Capilla sur

En el muro sur se abren dos ventanas aspilleras de un solo derrame, quizás restos de un edificio anterior. En el muro oeste hay otra ventana muy grande.

El aparejo es de sillarejo sin pulir, colocado en hiladas irregulares, de manera más cuidada al exterior que al interior. El aparejo del campanario es más descuidado y rústico. En la base del ángulo sudoeste hay un pequeño regruesamiento del muro.

Todas las cubiertas son de losas.

En el interior se guardan dos pilas medievales: una bautismal rectangular y otra de diezmos en forma de cuenco.

Pila bautismal

Pila bautismal

Depósito de aceites para diezmos

Depósito de aceites para diezmos

Se conserva una cruz metálica procesional sin el mástil original.

En el Museo Diocesano de Barbastro se halla una tabla de un retablo, del siglo XVI, representando a San Roque y San Sebastián.

San Roque y San Sebastián. Museo Diocesano de Barbastro

San Roque y San Sebastián. Museo Diocesano de Barbastro

Esta iglesia en 1980 fue restaurada, repicando los muros para eliminar el revoque y suprimiéndose la sacristía, un espacio bajo ella destinado a cuadra, otro por encima accesible desde el interior del ábside, el coro que ocupaba casi media nave y los restos de la antigua abadía, adosada al norte.

La parte inferior de ábside y muros laterales correspondería a la obra original, las bóvedas se finalizarían ya  en una fecha avanzada dentro del románico como señala su apuntamiento.

Calvera aparece citado en 919 y pronto pasó a depender religiosamente del monasterio de Obarra, y a través de él  a San Victorián. La referencia más antigua sobre la iglesia es de 1124.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 215-216.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 336-337.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1031-1033.

GAVÍN I BARCELÓ, Josep Mª.: Inventari d’esglésies, vol 2, Baixa Ribagorça, Alta, Vall d’Aràn, Arxiu Gavín, 1978, p. 97.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 290-295

Anuncios

BERANUY. PUENTE DE LAS HERRERÍAS

Puente de las Herrerías de Calvera

Atraviesa el Isábena dando acceso a las antiguas Herrerías y al valle de Calvera. Sus coordenadas UTM son 31 T 0302313 y 4694786.

Las Herrerías1

De una arcada algo rebajada. A ambos lados, apenas visibles, hay pequeñas arcadas de medio punto. En el lado oriental hay también bajo el final del puente una ventana rectangular.

Puente1b

Sirve de acceso al pueblo y con el fin de que puedan usarlo los vehículos se le quitaron las barandillas de piedra, se ensanchó un poco y se pusieron nuevas barandillas metálicas.

Puente2

Diversos restos de muros, junto al actual arranque del puente, a poniente, hacen pensar en que la estructura original podía haber sido distinto a la actual, fruto de múltiples reformas. La última reforma tuvo lugar en 2005. Como ocurre en casi todos los puentes o caminos antiguos las reformas citadas impiden fecharlo con exactitud.

Está documentado desde el siglo XII. Aparece en documentos, considerados falsos, fechados el siglo X.

Bibliografía:

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 338-339.

BERANUY. SAN VALERO DE CALVERA

San Valero de Calvera

Al sur de Calvera, al otro lado del barranco de Castrocit. El mejor acceso es desde Morens. Hay que tomar la pista que parte del pueblo hacia el norte. Recorrido aproximadamente un kilómetro, desvía hacia el este siguiendo las torres de alta tensión. Tras otro kilómetro, después de un descenso, cruza la pista una barranquera entubada. Hay que dejar el vehículo allí y trepar por una senda, que a tramos se pierde, por la izquierda de la barranquera, más arriba se cruza ésta y cuando ya se ven las ruinas, un antiguo camino muy emboscado conduce a la ermita. Poco más de quince minutos desde la pista, sin perderse. Menos de una hora a pie desde Morens. Sus coordenadas UTM son 31 T 0303910 y 4694527.

Ermita de una nave con la bóveda de cañón hundida. Gavín e Iglesias aún la fotografiaron con la bóveda. Actualmente el interior está devorado por la maleza.

Interior de la nave hacia la cabecera

Al oeste tiene adosado un pequeño edificio, más rústico que la nave y de menor antigüedad, que debió ser refugio de pastores.

Se conserva el ábside semicircular, que se abre directamente a la nave, los muros laterales y parte del muro oeste, donde debió estar la puerta de acceso.

Ábside

En los muros laterales se aprecia perfectamente el arranque de la bóveda de tosca.

En el muro sur hay empotradas vigas de madera que tal vez formaban parte de capillas, fruto de alguna reforma de época incierta.

Muro sur desde el interior

Hay dos fragmentos de reja en el interior, entre los derribos y la vegetación, que bien pudieron corresponder a la que cerraba la puerta de acceso en época no muy lejana.

Interior del ábside

El aparejo es de sillarejo irregular, algo mejor en el ábside, con fragmentos que son simple mampostería. La cubierta era de losas.

Muro norte

Cabecera y muro sur

En una obra tan rústica es difícil precisar su datación. La cabecera es probablemente alto-medieval.

Quizás esta iglesia sea la que aparece documentada desde el año 970 como San Martín de Calvera, pero no parece ser tan antigua. El culto a San Valero en esta zona, donde no hay otra con esta advocación, tiene que datar como mínimo de 1030, año del traslado de sus reliquias a Roda.

En los alrededores se ven restos de muros de distintas épocas. Algunos no demasiado antiguos pues no hace tanto que dejaron de cultivarse los campos de los alrededores. Nada induce a pensar en un supuesto castillo, como hacen diversos autores, excepto la situación estratégica. De todos modos, el castillo ocuparía una posición más elevada.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 221-223.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 338.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1035.

GAVÍN I BARCELÓ, Josep Mª.: Inventari d’esglésies, vol 2, Baixa Ribagorça, Alta, Vall d’Aràn, Arxiu Gavín, 1978, p. 98.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 299-300.

BERANUY. SANTA MARÍA DE LA CUADRA DE CALVERA

Santa María de la Cuadra de Carrera (o de Calvera)

Poco antes de llegar a Calvera, parte a la derecha de la carretera una pista señalizada Castrocit, que a los 500 metros se bifurca. Hay que seguir por la pista de la izquierda y enseguida se ve la iglesia en medio de unos campos. Sus coordenadas UTM son 31 T 0304447 y 4695673.

Esta iglesia tiene una estructura muy peculiar y difícil de precisar dada su utilización como cuadra y pajar.

Parece que en principio fue concebida como basílica de tres naves y tres ábsides, pero el ábside y la nave sur nunca debieron llegar a construirse.

La nave norte se cubre con bóveda de cuarto de cañón, reforzada por un arco fajón.

Aparejo de la bóveda de la nave norte

Acaba en un ábside semicircular abierto directamente a la nave. El ábside está cubierto con bóveda de cuarto de esfera, y muestra arcuaciones sobre ménsulas en caveto bajo la cornisa biselada; se conservan todas las ménsulas y las arcuaciones situadas más al sur. Tiene una ventana de arco de medio punto monolítica en el centro.

Se accede al interior de esta nave por una rústica puerta situada en el muro oeste y bajando unos escalones. Encima de la puerta hay una ventana cuadrangular tapiada. Los arcos formeros que debían comunicar esta nave con la nave central están tabicados. Además un techo parte por la mitad la nave para convertir en pajar la parte superior y en cuadra la inferior.

Interior nave norte

La nave central está cubierta con bóveda de cañón terminada en una cabecera plana que ocupa el lugar inicialmente previsto para un ábside semicircular del que sólo se construyó su inicio en la parte norte, exteriormente es visible una hilada de piedras a continuación del ábside norte.

Restos arranque ábside central

Un muro parte la nave por la mitad, para usar la parte de poniente como pajar y la de levante como capilla dedicada a San Antonio de Padua.

Muro que parte la nave central

En el muro sur hay dos puertas. La situada más hacia los pies es dovelada y tras bajar cuatro escalones da a la zona destinada a pajar.

La puerta situada más hacia la cabecera es más pequeña y rústica, es también de arco de medio punto.

Aramendía considera que ambas puertas serían originariamente arcos de comunicación con la nave lateral sur que no se llegó a construir. No creo que sea así, posiblemente la puerta dovelada era la primitiva de la iglesia y la otra se debió construir en época muy posterior para dar acceso a la capilla cuando la iglesia se dividió en dos partes, lo que ocurrió ya en el siglo XIX.

En el muro sur hay una ventana rectangular de un solo derrame.

El aparejo es de sillería bien escodada sin pulir, de diferentes medidas. La cubierta a dos vertientes es de losas, pero en la vertiente sur algún tramo se ha restaurado con tejas.

La construcción de este edificio debió iniciarse ya en el siglo XII, siguiendo la tradición románico-lombarda, y posiblemente continuó a lo largo del siglo.

Esta iglesia es citada desde 979. Siempre estuvo vinculada a los señores de Calvera.

La actual denominación es debida a que la familia Carrera adquirió esta iglesia, que debió ser cuadra del monasterio de Obarra –a quien pertenecía-, tras la desamortización.

Una talla tardorrománica de la Virgen procedente de esta iglesia se guardaba en una casa de Calvera. También había en esta iglesia dos tablas, de Santa Apolonia y Santa Lucía, y una imagen barroca de San Esteban.

En los campos de los alrededores aparecen con frecuencia restos de antiguas construcciones y del cementerio.

Hemos de esperar que  pronto se detenga la utilización agrícola de este edificio y pueda incorporarse con todos los honores a nuestro patrimonio.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 217-218.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 337-338.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1033-1035.

GAVÍN I BARCELÓ, Josep Mª.: Inventari d’esglésies, vol 2, Baixa Ribagorça, Alta, Vall d’Aràn, Arxiu Gavín, 1978, p. 101.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo I, Prames, Zaragoza, 2003, p. 296-298.