SESUÉ. NUESTRA SEÑORA DEL PUY DE SOS

Nuestra Señora del Puy de Sos

Hay que coger la pista a Ramastué y dejarla en la primera curva a la derecha, para seguir de frente por el antiguo camino a Eresué, que conserva buena parte del antiguo empedrado. Actualmente se ha acondicionado y señalizado como PR-HU 85. Recorridos menos de cien metros la ermita queda arriba a la derecha. Antes rodeada por la vegetación era difícil acceder a ella; se limpió el acceso, pero un letrero prohíbe el paso debido al riesgo de desprendimientos. Sus coordenadas UTM son 31 T 0293255 y 4712921.

Nª Sra del Puy desde SE2De una nave cubierta con bóveda de cañón, que hasta hace unos años estaba hundida parcialmente en la zona de entrada al ábside y amenazaba su hundimiento total en muy breve plazo. El plazo ya se ha cumplido y sólo queda una pequeña parte de la bóveda hacia los pies. Sostenía la bóveda un arco fajón que arrancaba de rústicas ménsulas.

Nª Sra del Puy.Interior

Interior en 2002

Nª Sra del Puy. Interior

Interior

 Interior hacia los pies

Interior hacia los pies

En el muro norte hay dos pilastras con capiteles que no tienen ninguna función. Probablemente de ellas –y sus simétricas en el muro sur, desaparecidas- partiesen dos arcos fajones primitivos, que en algún momento debieron hundirse con la bóveda, que fue reconstruida.

Arranque arco fajón y pilastras muro norte

Arranque arco fajón y pilastras muro norte

El ábside es semicircular, sin ningún tipo de articulación con la nave. En el centro tiene una ventana con derrame interior, tapiada y no visible exteriormente.

P1030661La puerta de acceso, en el muro sur, es de arco de medio punto, dovelada, sobre jambas monolíticas al exterior, y adintelada con viga de madera al interior. Le queda poco tiempo para que caigan las dovelas.

Nª Sra del Puy. Portada

Portada en 2008

P1030655

Portada en 2013

Portada. Interior

Portada. Interior

En el muro sur hay dos ventanas rectangulares, con las jambas de tosca, con derrame al interior. Otra ventana del mismo tipo se abre en el muro occidental.

Ventanqa en muro sur, junto al presbiterio

Ventana en muro sur, junto al presbiterio

En el muro norte, hacia los pies, hay cuatro nichos cuadrados y otro cerca de la cabecera. Al sur del ábside hay otro similar.

Ángulo noroeste

Ángulo noroeste

Quedan restos de un banco de piedra a lo largo del muro norte.

Los muros interiores conservan parte del revocado que los cubría.

El aparejo es de sillares de granito, bien tallados, sin pulimentar, formando hiladas. En la bóveda alternaban fragmentos de buenos sillares con otros de lajas, posiblemente consecuencia de las reformas en que se produjo el cambio de arcos fajones. Un contrafuerte en talud, medio caído, reforzaba el ángulo sudoeste.

Restos de la bóveda

Restos de la bóveda

La cubierta era de losas.

En una casa del pueblo –que los vecinos nunca dirán cuál es- se conserva una talla en madera policromada de la Virgen, del siglo XII, procedente de esta iglesia, que Iglesias y Catalunya Romànica consideran procedente de San Andrés.

Aramendía ve esta ermita del siglo XIII, muy avanzado. En Catalunya Romànica ni siquiera aparece. Resulta absurdo negar a esta ermita origen románico, cuando se fecha la talla de la Virgen en el siglo XII, aunque es evidente que debió ser restaurada y modificada en época renacentista. En 1936 fue incendiada con su retablo y demás contenido, sólo se salvó la talla de la Virgen, que cayó del retablo antes de quemarlo.

Relacionada con la leyenda de que hay una reina enterrada en la parroquial de San Andrés está la de que en esta ermita estaba enterrado su tesoro.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 132-134.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1399-1401.

ENRÍQUEZ DE SALAMANCA, Cayetano. Rutas del románico en la provincia de Huesca, Madrid, 1987, p. 116.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 169.

Anuncios

SESUÉ. SAN PEDRO

San Pedro de Sesué

A la salida de Sesué hay que coger la pista señalizada “San Saturnino”. A los cuatrocientos metros desviar por otra pista que sale a la derecha en ascenso y, recorridos trescientos metros más, dejar el coche y seguir por una pista poco usada a la izquierda. A los pocos metros se desvía a la derecha una senda, señalizada y acondicionada hace poco, que conduce en dos minutos a la ermita, que ya se veía. Antes de limpiar esta senda había que subir desde la pista entre la maleza. Las coordenadas UTM son 31 T 0292632 y 4714995.

Ubicación de San Pedro

Únicamente queda la parte de levante de la nave y el ábside semicircular, muy deteriorado. El resto del muro norte se conserva hasta una altura de casi un metro, del resto del muro sur y del muro oeste puede aún seguirse su trazado en el suelo, entre la vegetación.

Los fragmentos de muros laterales que quedan permiten ver aún la arrancada de la bóveda, que debió ser de cañón. Un muro de época incierta, levantado a continuación de las pilastras que debían sostener un arco fajón, cierra, excepto en la parte central, la parte conservada de la ermita, posiblemente para utilizarla como cabaña.

El ábside, precedido de un arco triunfal con dovelas de piedra tosca, está cubierto con bóveda de cuarto de esfera. Tiene en el centro una pequeña ventana de medio punto, tapiada exteriormente. Hace unos años conservaba tres lesenas y alguna de las ménsulas, de piedra tosca, que sostenían las arcuaciones. Actualmente la maleza y el deterioro de los muros sólo permiten entrever algunos sillares de una lesena.

Ábside

Ábside. Interior

En el muro sur se conserva una ventana de doble derrame, muy deteriorada. En este mismo muro sur, junto al ábside, hay un nicho. Por debajo de éste se ven trazas de que pudo haber un banco de piedra adosado al muro. En el muro sur hay dos contrafuertes.

Ventana en el muro sur

En el interior, tirada por el suelo, había hace unos años una losa con un agujero de desagüe, que podría ser un ara de altar rota, ya que no tenía forma rectangular.

El aparejo es muy rústico, de sillarejo apenas escodado, colocado en hiladas desiguales. En el muro norte hay alguna hilada de piedras colocadas en vertical. La parte superior de los muros es aún más irregular.

Muro norte

Un campo de trabajo de alumnos de La Salle de Zaragoza consolidó los restos hace unos años, pero la naturaleza volvió a devorarlos, hasta que recientemente se han vuelto a limpiar de zarzas los muros y se ha acondicionado el camino.

Unos metros al norte de la ermita hay un montón de piedras y losas procedentes de la misma que hacen pensar que los restos conservados eran bastante más importantes no muchos años atrás.

Aramendia la llama San Pedro de Eresué, lo que no es correcto pues está en el término municipal de Sesué.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 136-137.

BENEDICTO, Roberto: Guía de la arquitectura románica en el valle de Benasque, Ayuntamiento de Benasque, 1995, p. 133-136.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 287-288.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1363-1364.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 119-121.

SESUÉ. IGLESIA PARROQUIAL

San Juan o San Ginés de Sesué

En la parte más alta del pueblo. Una escalera sube hasta la puerta desde la calle. Sus coordenadas UTM son 31 T 0292513 y 4714021.

Iglesia parroquial de una nave cubierta con bóveda de cañón.

El ábside semicircular es alargado, cubierto con bóveda de cuarto de esfera. Está decorado con arcuaciones lombardas bajo un friso de dientes de sierra, que se conserva parcialmente al sur. Arcuaciones quedan  varias al sur y al norte. Se abre a la nave mediante un arco presbiterial, inapreciable en los muros laterales. Tiene una ventana rectangular de época tardía, desviada hacia el sur. Se sobrealzó y desafortunadamente acaba con  una cubierta de uralita como el resto del templo.

Ábside

Puerta al sur, renacentista, formada por tres arquivoltas en gradación con molduras en bocel estriadas, rodeadas por un guardapolvos, que arranca de ménsulas con rostro humano y que tiene otro rostro similar, muy serios todos, en la clave. En las jambas de la izquierda tiene grabada una cruz de Malta y en las de la derecha una cruz inscrita en un círculo.

Portada

Probablemente en el siglo XVI, cuando se construyó la puerta actual, se añadieron tres capillas laterales, una a cada lado formando crucero y otra frente a la puerta de entrada. En la capilla norte de las que forman el crucero se halla alojada la pila bautismal de copa gallonada. Antes la pila bautismal estaba a los pies de la iglesia, bajo el coro.

Pila bautismal

La capilla sur tiene en su muro oeste, junto a la puerta, un nicho. Las dos capillas norte pertenecían a sendas familias del pueblo, la capilla sur estaba dedicada al Santísimo Rosario.

 También se añadió, al sudeste, una sacristía, que tapa parte del ábside. La sacristía se ilumina mediante una ventana cuadrada al sur y otra más pequeña al este.

La pila de agua bendita, de mármol, fechada en 1625, descansa sobre una mano que parece salir del muro para sostenerla. Al otro lado de la puerta hay otra pequeña pila benditera de forma circular.

Pila de agua bendita

En el presbiterio han repicado los muros a una altura algo superior que en la nave. Al norte del presbiterio hay una imagen en madera de San Saturnino, de estilo barroco, procedente de la ermita de San Saturnino. La imagen de San Ginés al parecer se la llevaron para restaurarla. El retablo de madera que presidía la iglesia fue incendiado en 1936 por gente del pueblo.

Presbiterio

A los pies del edificio se alza el campanario-torre cuadrangular de dos cuerpos separados por una cornisa, también de la época de las capillas. El cuerpo inferior el campanario, iluminado por un ojo de buey al sur y sendas aspilleras al sur y al oeste, forma parte de la iglesia y en él está el coro. En el cuerpo superior se abre una ventana de medio punto en cada cara, la del oeste y la del sur con campana. Se accede al coro mediante una escalera metálica en el lado sur. Desde allí sube hasta las campanas una escalera interior de madera. Finaliza el campanario con una cúpula de cemento de época reciente.

Coro

El aparejo es de mampostería, muy vulgar, especialmente en las partes añadidas. Los muros originales, excepto en su parte más alta, y la parte inferior del campanario muestran algunos sillares más regulares. También en el ángulo sudeste de la sacristía hay algún sillar escodado.

En el interior la iglesia se muestra encalada excepto en la parte baja de los muros que ha sido repicada. También está encalada la fachada sur y la pared sur del campanario.

El cementerio rodea la iglesia al este y al sur, donde los nichos tapan parcialmente el muro.

Sesué es citado en 1068.

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. II, Cuencas del Ésera y Cinca, Librería General S.A., 2001, p. 136-139.

BENEDICTO, Roberto: Guía de la arquitectura románica en el valle de Benasque, Ayuntamiento de Benasque, 1995, p. 129-132.

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 287.

Enciclopedia del Románico en Aragón. Vol. III, Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, 2017, p. 1361-1363.

IGLESIAS COSTA, Manuel: Arte Religioso del Alto Aragón Oriental, Arquitectura Románica, tomo IV, Prames, Zaragoza, 2004, p. 116-119.