ARÉN. CASTILLO DE ARÉN

Castillo de Arén

Al norte del pueblo, en posición elevada. Se accede a él por un antiguo camino empedrado que sale al oeste de la población. En el último tramo hay que salvar algunos peldaños tallados en la roca.

DSCN3888

Sendero de acceso

El recinto original comprendía toda la superficie del montículo rocoso en que se sitúa. Al norte y al este está defendido por un notable precipicio. Al sur y al oeste se extendía una larga muralla.

DSCN3899DSCN3892DSCN3896Muchos de los sillares al igual que la iglesia fueron expoliados para usarlos en constrcuciones en el pueblo.

DSCN3891

El terreno de la base es mayoritariamente la roca desnuda.

DSCN3897Al oeste quedan fragmentos de muros, algunos de pequeños sillares, que pueden indicar un remoto origen.

DSCN3890Al este, donde están los restos de la iglesia, es donde hay  muros más largos, entre los que se aprecia la base de una torre y cerca de ella una cisterna. Las excavaciones realizadas a partir de 2004 han dejado al descubierto toda la planta de la iglesia, muchas tumbas antropomorfas excavadas en la roca y muros de muy diversas épocas.

DSCN3949La iglesia debió al principio serlo del castillo, más tarde se transformó en parroquial del lugar y adquirió un notable tamaño.

Detrás del ábside se ha puesto al descubierto una cisterna.

DSCN3927

Cisterna

La antigüedad de este castillo es notoria. Hay quienes llo consideran el más antiguo de Ribagorza. Citado en 823 (castro Arinio). Perteneció a Arnau Mir de Tost, a los condes de Pallars y a los Erill. En 1322 se incorporó al condado de Ribagorza. Tuvo un papel destacado en la guerra civil ribagorzana del siglo XVI y más tarde en la defensa frente a la penetración francesa de 1639. En la guerra de Sucesión tomó partido por los Borbones; los ciudadanos de Arén, abandonada la plaza por el gobernador borbónico,defendieron el castillo con ahínco siendo fusilados decenas de ellos por los austriacistas. Fue plaza de armas del ejército hasta 1740. Durante la Guerra de la Independencia la villa de Arén fue ocupada y expoliada por los franceses. A finales del siglo XIX el castillo ya estaba en ruinas.

Las múltiples restauraciones y las múltiples vicisitudes históricas únicamente han dejado un gran montón de ruinas que puede contemplarse en conjunto desde la plataforma construida tras las excavaciones al sudeste de la iglesia, donde están también los paneles explicativos.

DSCN3915

Bibliografía:

ARAMENDÍA, José Luís: El Románico en Aragón, vol. I, Cuencas del Noguera Ribagorzana y del Isábena, Librería General S.A., 2001, p. 132-133.

CASTÁN, Adolfo: Torres y Castillos del alto Aragón, Huesca, 2004, p. 89-91

Catalunya Romànica, vol. XVI, la Ribagorça, Barcelona, 1996, p. 297-300.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.